martes, 10 de abril de 2012

Sólo


Y yo estoy:
amándote aunque tus ojos no me abracen,
anhelándote aunque tus manos no me sostienen
de pie entre la marea
que me lleva...

Y te pido:
que sólo, sólo
me llames cuando de nuevo me quieras.
Que sólo cuando tus manos duelan de no tocarme,
que sólo cuando tus labios duelan por no besarme,
que sólo cuando tu alma ya no pueda añorarme,
más...

Entonces:
que me busques,
que me llames,
que me encuentres....
Pero sólo cuando en verdad me ames.

Sólo cuando después de haberme perdido
te hayas dado cuenta de cuánto me has querido;
sin haberlo notado nunca.
Sin habérmelo demostrado lo suficiente nunca.

Sólo entonces:
llámame,
bésame,
tócame,
anhélame...

Sólo entonces búscame,
ve al fin del mundo por mí,
y vuelve.

Porque sólo entonces será
cuando por fin me ames con todo tu corazón.
Cuando de verdad ya no me sea tan devastador
darte todo mi amor.
Cuando pueda confiar en tus abrazos.
Y en tus besos.

Cuando... estemos juntos, solos.




De pronto, al poner este poema, me acabo de acordar de ésa canción de Malú que dice: "Enamorada, tejiendo lunas en la madrugada... Aunque haya otro que encienda mi deseo, sin querer te buscaré..." (Enamorada) Supongo que es muy apropiada y que le va al poema. 
Os dejo un vídeo donde  Malú y David DeMaría cantan esta canción.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada