Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

Abrázame

Abrázame.  -Y, cuando la lluvia llegue, sólo seremos dos almas perdidas que se reencontraron bajo la humedad de sus gotas; frágiles seres aferrados el uno al otro para no perderse de nuevo en la inmensidad del mundo.
Abrázame. -Y cuando la lluvia llegue, tu corazón latirá al compás del mío.
Y ya no habrá más miedo ni más silencio; más dudas ni más recuerdos. -Sólo... forjaremos nuevos atardeceres y nuevas mañanas para poder contemplarlas.
Abrázame. La lluvia cae.



De... cosas

Imagen
Curiosidades: la mayoría de los visitantes del blog entran a él al buscar "Luis Royo" en Internet. Así que, el post "That image" es el más visitado, y supera brutalmente en números a cualquier otro. Ya véis, esa imagen de Luis Royo que puse en la entrada ha sido la que ha catapultado a la "fama" a la entrada, :D (Por si tenéis curiosidad, ésto es lo que muestran las estadísticas de visitas a las entradas).
Tengo que reconocer que conozco muy poco de la obra de Luis Royo. Claro, me sonaba el nombre, pero no había visto ningún dibujo suyo -o no sabía que lo era-, así que me puse a mirar por ahí. La verdad es que todo lo que salga de sus manos es una obra de arte, visto lo visto. Y, una curiosidad: ahora mismo no puedo acceder a luisroyo.com, al estar navegando a través de una conexión wifi "capada" (el proxy, que discrimina que no veas, ¬¬). Pero sí puedo acceder a otra web de Luis Royo, la que comparte con su hermano Rómulo Royo (royo-royo.com).…

Tambores

Tambores. Tambores sonando, fuertes, altos, claros; con una vigorosidad, con una... poderosa cadencia que hablaba de otras épocas, que evocaban pensamientos y lugares antiguos, olvidados por la psique humana. Eran los primeros tambores que oía de sea manera, en directo, y los tocaban con fuerza, con precisión, con seguridad. Su sonido me atrapaba, como si hubieran tejido una poderosa tela de araña a mi alrededor en la que yo había caído sin ni siquiera darme cuenta. O como si se tratara de un hechizo poderoso, antiguo, sutil, que te envolvía en su abrazo hasta que finalmente estabas mirando, hipnotizado, hacia el frente, con los ojos fijos, sin poder moverlos, sintiéndote cautivado por ese momento mágico, único, irrepetible, grandioso.

Mirando hacia delante, disfrutando de la sensación de ese momento, viviéndolo intensamente; un momento que era un regalo inesperado que no habías esperado ni soñado encontrar. En una sala mediana de un teatro pequeño, modesto, con las luces del público…

Citando a...

Stephenie Meyer

Un poco menos de un mes...

Entonces, ¿ése era el límite? Yo había disfrutado de una felicidad mayor que la de mucha gente. ¿Acaso había alguna ley natural que exigiera cantidades iguales de felicidad y desesperación en el mundo? ¿Es que mi alegría había desequilibrado la balanza? ¿Eran cuatro meses todo lo que tendría?

Isabella "Bella" Cullen, personaje, en el capítulo titulado "El futuro". "Amanecer", cuarto libro de la serie vampírica de la autora estadounidense. (Editorial Alfaguara, edición de 2008. Página 601.)

(No comment)

"Problems are just one step far away from you".