miércoles, 25 de enero de 2012

Colores en una gota de sal


En tu corazón, una gota de sal.
En el mío, azules azucenas de suaves pétalos.

Tus labios capturan delicadamente el rocío de la mañana;
los míos, quieren probar el sabor de los tuyos,
y atraparlos en la misma telaraña de sensualidad
con la que me tientas
y me cautivas a la par.

¡Colores!
Colores por doquier
en este cuadro sin pintor
y sin pincel que lo pinte
–y lo atesore–,
para el resto de la eternidad.

Colores,
pero yo sólo veo
los tuyos
y los de nadie más.


2 comentarios :

  1. Agradezco mucho tus comentarios y el tiempo que has dedicado para escribirlos, la verdad es todo un halago. Te expresas de una forma extraordinaria ¿por qué no escribes más a menudo en tu blog? Los demás lectores te lo agradeceríamos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta cómo escribes, así que comentar en tu blog no es para nada una molestia ni una carga, ;) Además siempre me gusta leer cosas nuevas y conocer a gente nueva, sobre todo si también escriben.

      Ah, ¡gracias! Pero, como siempre, me queda mucho por mejorar. De momento se hace lo que se puede, :D En cuanto a lo de escribir más a menudo... bueno, realmente intento no perder nunca la costumbre y ponerme a menudo a escribir, pero ya sabes, hay veces que no todo sale tan fácil como parecía al principio.

      En realidad tengo un montón de cosas escritas, que voy colgando aquí, pero la verdad es que no quiero saturar mucho esto y poner de golpe demasiadas cosas, así que las voy espaciando. Aunque, si lo preferís así, ¡pues publico más a menudo! De hecho, para ahora después va un relato nuevo recién sacado del horno, :D

      Saludos, ;)

      Eliminar