miércoles, 21 de diciembre de 2011

Abrázame

Abrázame.
 -Y, cuando la lluvia llegue, sólo seremos dos almas perdidas que se reencontraron bajo la humedad de sus gotas; frágiles seres aferrados el uno al otro para no perderse de nuevo en la inmensidad del mundo.

Abrázame.
 -Y cuando la lluvia llegue, tu corazón latirá al compás del mío.

Y ya no habrá más miedo ni más silencio; más dudas ni más recuerdos.
-Sólo... forjaremos nuevos atardeceres y nuevas mañanas para poder contemplarlas.

Abrázame.
La lluvia cae.




No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada