martes, 8 de noviembre de 2011

Manos de barro


Manos de barro


Unas manos manchadas de barro,
ajadas por el tiempo y por los años
la arcilla mojada van modelando.

Con su seguridad tranquila;
con su habilidad adquirida;
suavemente, con toques lentos y seguros;
cariñosamente, con direcciones enérgicas y suaves;
poco a poco, como un puzzle a medio construir
va tomando la forma que el artista le quiere imbuir.
 Gracias a la pericia de la mano fuerte
que por necesidad se encuentra presente
va desarrollando todo su potencial,
la masa informe, arcilla insustancial.

Textura rugosa; olor rico, penetrante,
que inunda todo, y es como abrigarte
en un manto de ternura y calidez apabullante.
La manera en la que se deslizan sus dedos, tan acertadamente.
La sensación de dedicación completa, tan afectuosamente
como una caricia delicada, tan adorante
que quita el aliento que a duras penas agarraste.

Tu fascinación completa
por las manos llenas de gracia, de un divino regalo.
Por manos ajadas por los años,
y llenas de moldeable, vivo barro.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada