martes, 5 de julio de 2011

Herramientas y ayudas para escritores

Cuando uno se pone a escribir lo que más le importa es que sea capaz de expresar lo que le ronda por la cabeza como quiere hacerlo y de la forma en la que quiere hacerlo. Pero hay muchas cosas que pueden influir a la hora de escribir, y siempre es bueno tener a mano alguna ayudita o algún recurso a mano con el que salir del embrollo literario, :D Así que, aquí van algunas recomendaciones, herramientas, o como queráis llamarlo:

-Safe Creative (Registro de Propiedad Intelectual)



Está claro que Internet, y la informática y la tecnología en general, han revolucionado el día a día en muchos lugares y puntos del mundo, y las cosas han cambiado. Muchas lo han hecho para mejor, y quizá también bastantes han ido a peor. Y por eso, yo creo que es muy importante que protejamos nuestras obras y dejemos constancia de que tienen un dueño, siendo éste libre de hacer con ellas lo que más le guste. Safe Creative es un registro de propiedad intelectual, pero uno moderno, que utiliza Internet y las nuevas tecnologías a su favor. 

Puedes registrar tu obra recién terminada, en el formato de archivo que más te guste, y en cuestión de minutos. Sencillo, rápido, y sin complicaciones. Y desde casa o desde donde te encuentres, de forma gratuita, sólo con crear una cuenta en el servicio y proporcionar tus datos personales que creas oportunos (cuanta más información sobre ti tengan más fácil será poder demostrar que eres el autor de esa obra que ellos tienen almacenada y enlazada con tus datos personales y la licencia que le pusiste). ¿Se nota que me encanta? :D


-Desvaríos de un aspirante a escritor

Un buen blog que descubrí hace algo de tiempo es el de Juan Miguel Pascual, un "escritor aficionado" (¿y no lo somos todos es cierta medida?, ;) ), como él se define a sí mismo, y que da consejos y algunas indicaciones acerca de escribir que pueden ser de mucha utilidad y muy instructivos. Personalmente, muchos de ellos me han ayudado o me han hecho darme cuenta de cosas en las que normalmente no reparaba antes. La última entrada es de hace algo de tiempo, no sé cuánto exactamente, pero espero que tenga intención de continuar con su blog. 


-"Domando al escritor", de Ricardo Gabriel Berlasso.

Hay muchas formas de escribir y muchas formas de organizarse para hacerlo, pero el programa de textos con el que trabajas es siempre la parte imprescindible, a menos que escribas en papel y no digitalices tu trabajo. En mi caso, hace ya bastante tiempo que me dejé Word y me pasé a OpenOffice, y más recientemente, a LibreOffice, que es un fork o bifurcación de OpenOffice.

Domando al escritor es un libro bajo licencia copyleft que intenta ayudar y mejorar la comprensión y utilización de LibreOffice y OpenOffice para los escritores que los usan. De hecho, el subtítulo del libro es "Writer 3.3 para escritores". Le he hechazo un vistazo, y para mí promete, sobre todo para ver si así dejo de pelearme con los formatos, la numeración, etc, y consigo crear índices medianamente aceptables... Son esas cosillas que no suelen darme dolores de cabeza hasta que me extiendo más de lo previsto. Entonces suelo empezar a meter divisiones y subdivisiones al texto para aclararme mejor, modifico el formato y demás y ¡voilà!. Problema al canto: que no me entiendo ni yo.


-Editores de texto minimalistas


Hay veces que por más que lo intentas las palabras simplemente no te salen. Y no haces nada más que distraerte con todas las demás cosas que tienes en tu ordenador: que si una vez actualización de un programa o del ordenador, que si un aviso de que tal blog o web tiene una nueva entrada, que si "oh, mira, ésta es tal opción que iba buscando el otro día en el programa. ¿Y dónde estaba aquella otra? Ah, sí, allí. Y, ¿cómo funciona esto otro de aquí?..."  O mil cosas más que nos distraen de lo que verdaderamente estamos haciendo, o que se suponía que estábamos haciendo. Hay programas que intentan solucinar estos desvíos de atención y que nos informan del tiempo que estamos navegando por Internet en tal o cual paǵina o haciendo tal cosa (más info aquí) o que nos permiten aumentar nuestra productividad mediante el uso de ciertas técnicas y de temporizadores (aquí).

Pero si para escribir lo único que necesitamos en un programa que nos permita dar a pantalla completa algo de formato al texto, de forma sencilla, y con las funciones básicas imprescindibles para no distraernos de lo que estamos intentando plasmar en el papel, quizá lo que mejor nos va es algo como FocusWriter (multiplataforma: Windows, Linux y Mac) o WriteMonkey (Windows). Yo he probado los dos, y el que más me ha convencido es FocusWriter, en parte porque poder tenerlo en los dos sistemas operativos que uso (Linux Ubuntu y Windows 7) es una gran ventaja y te ahorra tener que cambiar de programa según con qué sistema estés trabajando, pero también porque veo FocusWriter como igual de sencillo que WriteMonkey pero más cómodo que éste último, ya que no me gusta para nada que las opciones de WriteMonkey estén toodas amontonadas en el menú desplegable que se muestra cuando haces click  con el botón derecho sobre la pantalla. Están todas seguidas unas de otras, y se me hace incómodo tener un menú tan largo. Aunque supongo que eso va en los gustos de cada uno.

Como curiosidad: ambos permiten usar los sonidos de una máquina de escribir, así que si nos volvemos nostálgicos, podemos estar escribiendo en un ordenador moderno con el sonido de las teclas una máquina de escribir antigua, :)

FocusWriter  (click en el nombre para ampliar)

















WriteMonkey (click en el nombre para ampliar)
 --------------

Edito segundos después de publicar la entrada: Acabo de entrar al blog de Juan Miguel Pascual y hay una entrada nueva, así que sí, sí parece que tiene intención de continuarlo, :D

3 comentarios :

  1. ¡Hola! soy el autor de "desvaríos de un aspirante a escritor", acabo de encontrar tu blog por casualidad (bueno, no, mientras buscaba mi blog en google a ver qué salía). Muchas gracias por tus palabras.

    El blog sigue, claro, lo que pasa que el ritmo de actualizaciones por diversos motivos negativos es, y supongo, será, muy lento. Lo siento. Intentaré actualizar cuando pueda :)

    Es un placer saber que aunque uno sea anónimo y no gane dinero escribiendo, hay gente que valora tu trabajo.

    Un saludo, y un placer.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    De nada, Juan Miguel, un placer, :D

    Ah, te agradezco la aclaración. Y nada, pues espero que se solucionen esos motivos negativos que te inpiden actualizar el blog todo lo que quisieras, ;)

    Y lo de ser anónimo o no, o ser conocido o no, muchas veces no tiene nada que ver con que se valore tu trabajo. Además, he encontrado en más ocasiones obras muy, muy buenas que son de gente no demasiado conocida antes que obras de gente conocida que son muy, muy buenas. Son dos cosas que he ido aprendiendo con el paso del tiempo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Se nota en serio que te has enfrentado a los problemas que sufre todo escritor novel, como la rutina y las pequeñas distracciones del entorno que espantan la inspiración, pero además te has movido, les has hecho frente y buscado solución ¡Enhorabuena! Y gracias por compartir tus experiencias, ayudas y secretos con los demás. Especialmente gracias por la recomendación del blog "Desvaríos de un aspirante a escritor", lo seguiré atentamente.

    Me llama mucho la atención el tema de la licencia digital. Yo nunca me he preocupado por esos temas, bastante tengo con que me salgan las palabras como para encima andar protegiéndolas. Además, soy alguien que piensa que, si de lo poco que escribo hay algo digno de difundirse, me da igual que sea bajo mi nombre o bajo el de otro; aunque creo que hasta ahora no se ha dado la situación.

    Un saludo.

    ResponderEliminar