lunes, 17 de octubre de 2016

El secreto de la caja




"Box 3 _ Wooden Box" de Brenda Clarke, visto en Flickr


En este bello momento


Hay una vela ardiendo
en la mesa,
una luz moviendo
las sombras a su alrededor.

Hay un olor flotando
en el salón,
una llama bailoteando
en las penumbras.

Hay un secreto encerrado
en una caja,
un recuerdo olvidado
esperando a que se abra.

Hay una persona encerrada
en una sala,
un llanto desbordado
corriendo por una cara.

Hay una música incesante
que suena por todas partes,
hay un ritmo que no para
y una melodía que me llama. 



miércoles, 5 de octubre de 2016

Poema número... ¡50! (Adiós)

Ya sé, ya sé, tengo abandonado otra vez el blog. ¡Cómo no! Soy un caos, con orden interno, pero un caos al fin y al cabo. El caso es que después de muuuucho tiempo, por fin he vuelto a escribir hoy algo... ¡Y de una tacada! Y mirando, mirando mi maravilloso .odt recopilatorio resulta que... ¡este es el poema número 50! Vaya, vaya :=D Quién lo diría, ¿eh? Ha sido una tarde productiva en todos los sentidos, sí señor. Y dios, qué bien sienta volver a escribir, a ver que las palabras fluyen... y que me siento totalmente bien conmigo misma y con mis musas. #Ohyeah Ahí va.





"bye bye balloon," de Daniel Novta, visto en Flickr



Adiós 


Hoy
te digo adiós.

Hoy me despido de ti,
de lo que una vez fui.

Hoy dejo de soñar
lo que podría ser,
hoy dejo de evocar
lo que una vez fue.

Lo que ya se marchitó
lo que ya se perdió,
lo que ya se paró
lo que ya se hundió.

Hoy
te digo adiós.

Hoy ya no añoro tus abrazos
ni odio tus silencios.
Hoy ya no pienso tus caricias
ni anhelo tus palabras.
Hoy he mirado tu foto
sin romperla en mil trozos.

Hoy descubrí por qué avanzar
era tan difícil sin madurar.
Hoy entendí que la rabia
era la máscara,
y el dolor
era la causa.

Tenía tu sonrisa escondida en un cajón
y tu desprecio colgado en el salón.
Tenía todo lo bueno abandonado
y apartado,
y lo malo,
bien regado
y abonado.

Hoy
te digo adiós.

Hoy paso página de lo nuestro,
y guardo este diario viejo
para abrir otro nuevo,
uno sin rencor
ni recuerdos.

Hoy acepté
hoy recordé.
Hoy me despedí
porque ayer te perdoné
pero sólo hoy lo entendí.

Hoy es la última vez.
Hoy es mi momento de lucidez.
Hoy no hablo de vos.

Hoy
te digo adiós.